Seguimos Caminando 2023.05.22

-

SEGUIR CAMINANDO

¿Existe alguna manera de no ser herida por el mundo?
Imposible vivir sin ser rasguñada,
¿Y a cuantas renuncias habrá que exponerse a cambio de un poco de protección,
de un poco de gracia?…
Cuantas veces más diré que nada tiene sentido,
Y cuantas más levantaré la cara después de haber caído,
¿Cuántas veces más?
Por qué se acabaron los abrazos familiares, las cosas resueltas, los libros leídos,
Los caminos conocidos, las tardes quietas,
¿Cuántas veces más?
Siento la nostalgia de haber vivido esa vida y ahora me duele seguir
¿Cuánto más por vivir?
Para quemar el cielo, como dice el poeta.
Desde que supe que dios no era más que un hombre
Mi esperanza creció, y pensé que tal vez un poco de aliento merezco,
Pero también creció la angustia que produce mi propio deseo,
Siempre inquieto, siempre vivo…
Y ahora, en un afán de respetarlo le doy lugar para que me hable,
Para hacerme su amiga y no despreciarlo confundida por el miedo al gozo que
parece infinito, pero del que sé, tiene punto final con la muerte.
Hoy otra vez me hirió el mundo, es el costo, el precio a pagar por un poco de
placer, felicidad, que sé yo…
Lo que me lleva a ese lugar en el que no hay arrepentimiento, ni culpa, ni duda,
El lugar de la nada que deja abierto un cielo sin fin,

Ese lugar donde no soy yo, pero estoy ahí,
Ese lugar que me sitúa en este mundo que no deja de lastimarme.
Pero que grita: ¡Suéltalo ya!
Y me sentencia: ¡Te seguiré haciendo daño!
Pero yo, no quiero entenderlo, me hago la sorda…y solo sé que debo seguir
caminando.

Loco Frenesí

SEGUIMOS CAMINANDO

Con las manos llenas de pepitas de oro
y con un nuevo dios ambicionando,
de los escombros, la nueva creación,
bajamos la cuesta del frio.
Se hizo la mañana.
Antes de que llueva dentro de la cueva
del silencio, la danza de un violín invoca a
la serpiente del pecado
vestigio que aviva la dulce acidez
de la manzana.
Hablo de los cambios de camisa,
para seguir creciendo,
me enrosco al árbol de la vida,
conjuro de lenguas dobles
a veces sin saber qué decir,
olvidando las formas.
Engarzamos los collares del asombro
de la letra viva,
vértigo imperial trizando un aire sin pasos,
llanto quebrado en la mudez sin vias,
formación de almas
invocando a las luciérnagas ,
que incluyan los caminos
de la fragua cósmica.
Buscamos una nueva alborada.
Un terremoto donde florezca lo nuevo,
la sin razón.

Roberta la vecina

SEGUIMOS CAMINANDO

Tocar el alma del mundo
es encontrar el camino.
Llegar al alma del mundo,
en esa redonda luna, guardar la tristeza,
mutar los quebrantos en recuerdos encubridores
hechos palabra.

Caminar es transformar el pasado,
con ternura pensar en la joven tonta,
mirar a ese estúpido cachorro
con los ojos del saber.

Los amores perdidos, allí están.

Están en los ojos de mi perro
cuando paseamos seis patas
que se mueven pisando
el tiritar del bosque.

En las margaritas vive mi abuela
vive en los jazmines, en el azahar fragante,
en los malvones rojos,
cuando la párvula niña pinta sus uñas de pétalos.

En el colibrí vive mi madre,
en ese pequeño verso
que escribe el

ibiscus amarillo.

En un arbol de tilo vive mi padre.
En la albahaca anida ese amor borrascoso
que en una noche de menta
tejió los mimbres del deseo.

Solo caminando conseguí encontrar mi camino

La Verde Rosita

SEGUIMOS CAMINANDO
tercer intento

“Aunque el viento sople en contra,
la poderosa obra continúa:”

Walt Whitman

Seguimos caminando
entre valles y desiertos
bajo el sol
bajo la Luna esculpida o Estrellas fulgurantes.

Hacia horizontes perdidos
con miedo
con penas o júbilo
aunque el dolor abrume
y la fatiga azote,
camina
no temas
como las horas
del alba y el crepúsculo
se diluirán.

Derribando y construyendo
dando pasos nuevos
deja caer en el abismo
cimientos torcidos
endebles sentimientos
impuestos
anclados a ti
para hundirte
para ahogarte.

Destruye,
ahoga las viejas pasiones
nuevos amores vendrán
aunque todo parezca absurdo
sigue caminando
rema, trepa o escala
en este mundo incierto y animal,
también son para ti
los mares, las montañas y desiertos
no mueras todavía.
Bestia voluptuosa
los murmullos de los grandes poetas
vienen a ti
abejas o mariposas nocturnas

Vomita el terror nocturno
al que tanto temes
derriba las malas pasiones
aferrada a tu amante
ella, va tomada de tu mano
voluptuosa
te abraza, te besa
escucha sus latidos
el amor la convoca
ella es un volcán
con ella se ha escrito la vida
sus amantes
te señalan el camino
con sus pequeñas lamparitas
para que camines en él.

Eres el fuego que te arde por dentro
poesía, lumbre o chispa
no apagues tu fuego.

La pura

SEGUIMOS CAMINANDO…

Seguimos caminando
Fue un Mayo
Año 2020
Nos habían confinado.
Un juramento hipocrático:
«Proteger la vida»
Sin saber a quien
«Grandes héroes olvidados».
Enfermeras, pilotos, maestros,
Músicos y muchos vulnerables
No pudieron continuar.

En ese tiempo del virus
Aparecías tu, con tu bandera de unidad.
Nos encontramos.
Hemos permanecido.
Nuestros músculos se fortalecen
Nutriéndose de palabras,
Contigo aprendemos a caminar,
Nos enseñas a resistir.

Que los poemas
Difuminen los pensamientos
Y que «nosotros»
Prevalezca ante cualquier sentimiento.

La Hindú

Compartir

Novedades

Humberto Ak’abal

El Futuro es nuestro.

Los padres no mueren

Mi ciudad

Categorías Principales

Comentarios