Después de un tiempo la paz florece 2022.12.08

-

DESPUÉS DE UN TIEMPO LA PAZ FLORECE

Las edelweiss también rezan,
la sombra del haya no las cubre,
el viento del norte acecha,
y ellas me cuentan que sufren.

La paz florece en su manto,
una paz blanca e inerte,
es una paz sospechosa,
que me explota entre los dientes.

Mastico el tiempo despacio,
le doy vueltas en la boca,
no hay prisa, la paz florece
y espera, en unas tumbas eternas.

Con el amor retenido,
como soldado sin guerras,
en trincheras conformistas,
voy muriéndome de pena.

Cuando cumpla los cincuenta,
no mandaré a mis deseos
a dormir con Blancanieves,
iré yo misma al encuentro
de otras almas y otras pieles.

Mónica Herrero


DESPUÉS DE UN TIEMPO LA PAZ FLORECE

Cuantas lunas y soles tuvimos que pasar para que entre lo dos existiera la dicha de estar en Paz.

Celos, envidia, peleas y reconciliaciones, así vivíamos en aquel lugar tan frío! Y me he preguntado ¿acaso así es el Amor?

No se si Sí, No se si NO solo se que cada vez te entendí menos, ese Amor era inentendible, parece que así es el Amor…

El Amor y La Paz no pudieron caminar juntos cuando tu estuviste presente, es que no podía dejar de querer poseerte! Y ya no querías! Era tarde.

Cómo sentir Paz con ese torbellino de dudas y recuerdos en mi vida, cómo no sentir Paz si fuiste lo más grande, qué dualidad tan grande de nuevo!!

Al final del camino lo pude entender, La Paz venía dentro de mí y no dependía de tí, no tenerte me entristecía pero sólo fue después del tiempo que La Paz floreció en mí, pero ya no estás…

Amalia Rondón


DESPUÉS DE UN TIEMPO LA PAZ FLORECE

Después de un tiempo la paz florece,
la conquista de la paz individual,
social y colectiva…
¡Ah,, cuánto trabajo cuesta la paz!
¿¡Y lo conseguiremos algún día!?
La paz mundial es el único camino,
no hay otro.
No nos engañemos, la paz es el camino.
¡Qué precio tan alto pagamos por la ausencia de paz!
Guerras con nosotros mismos,
con nuestros amantes,
con nuestras hermanas y hermanos,
con nuestras familias,
con nuestros vecinos,
con otros países,
otras religiones,
otras mentalidades y culturas.
¡Ah, el sentido de la vida…!
que vejado, árido, escualido, lo tenemos tan maltratado…
Parece un milagro que florezca la paz después de un tiempo,
pero el milagro sucede, y la paz,
después de un tiempo, florece.

María Jesús Bartolomé


DESPUÉS DE UN TIEMPO LA PAZ FLORECE

Ay como me sostengo
en ese dulce mecerse
incansable bailarina
que es el porvenir.

Suave y ligero
balanceo en las palmeras
con la lejana llamada
de la madre
a comer.

¡Ya voy! Mamá
Mundo, ¡ya voy!
¡Menos mal que me llaman!
Así puedo seguir
deambulando
por las calles desiertas
con este tiempo regalado
que viene del seguir andando
en soledad.

Mis manos acarician
y agarran con fuerza
la emoción
de libros pendientes
y aventuras que se avecinan
futuros trabajos
e historias de amor.
Como me sostengo
en ese dulce saberse
atrevida
atravesada
por una tarde irregular
por un sueño vivido
por la paz que florece.

Laura Trat

Compartir

Novedades

Humberto Ak’abal

El Futuro es nuestro.

Los padres no mueren

Mi ciudad

Categorías Principales

Comentarios