Selección de poemas destacados 2022.10.17

-

INVENTÁNDOTE

No quiere
que montes en un columpio
ni en el delfin de los rebeldes;
no quiere
que vengas
porque tendría tu olor en los bolsillos.
Tiene miedo porque salvas,
porque tiemblas como un incendio
puro,
esperando.
No quiere
para que el ala carezca de nombre.
Con mi vientre a cuestas,
inventándote,
soy pesada.
Veo tu calavera en el agua del parque
flotando;
hablo con frutas que se te parecen,
huelo tus venas en los niños,
te uso como lágrima.
Le estorbaría tu aurora
de desamparado.
No quiere leerte las tiras cómicas:
sabría que dejó de ser pobre.
Te meceré para nunca en mi gota de sangre,
hijo.

De Las sílabas y el tiempo

MADRIGALES
I
Esos ojos de noche, tan austeros,
tan pegados a mí con sus borrones,
esos ojos que tú quitas y pones,
esos ojos, en fin, tan maromeros


¡cómo saltan del plato a la ternura!
Esos ojos de simple fantasía
que se quedan sin ser el alma mía,
esos ojos de pascua y fiebre pura


que me tienen enferma . Alucinada,
porque sirven el ojo de la nada;
esos ojos silvestres, comensales,


con sus trampas de bien, abrecaminos,
esos ojos que son casi divinos
y se mueren como ojos terrenales.

De Discurso de Eva

HACE UN AÑO QUE BUSCO LA FORMA DE MI AMADO

Hace un año que busco la forma de mi amado.
Él era joven, bueno, un poco mal hablado


aunque puso una fiesta en cada palabrota.
Entera la sonrisa, el alma casi rota.


Los ojos con la magia lumínica del rayo,
la boca como jueves romántico de mayo.


Iba desnudo y diáfano por gracia de su piel;
suave, con esa única caricia del laurel.


Tenía una manera de amar gentes y trinos
y le colgaban versos, ternuras y caminos.


Se sabe que era humilde. Se sabe que era pobre.
Maestro de las fraguas, artesano del cobre.


Gastaba los insomnios limando alguna espada.
(quizás quiso con ellas atravesar la nada).


Comía sueños, frutas, neblinas, girasoles
guardado estuvo el miedo allí en sus caracoles.


Me hizo una pulsera de plata: esta serpiente
que llevo aquí en el brazo como una huella ardiente

de aquel que era rebelde, nocturno, tan distinto,
con máscara de broma, pariente del jacinto.


Leía extraños libros. (Se le oye cuando canta
y exprime soledades aún en su garganta).


Fue huérfano de todo. Nació ya siendo hombre.
Mi amante, mi marido. Naufragio era su nombre.


Vivir sólo quería, mas nunca tuvo suerte.
Se confundió de vaso y se bebió la muerte.


De Discurso de Eva

AMOR, ¿CÓMO ES QUE VIENES?

Amor, ¿cómo es que vienes
a darle al pensamiento tu estocada
si estoy entre las sienes
-débil mujer a golpes decorada- y apenas tengo trato con la aurora
por no mirar la luz que eres ahora?


Amor, ¿cómo es que usas
el mismo corazón en que naufrago
y arrimas tus confusas
palabras al silencio este tan vago
y en brote que es de gloria me enajenas
mientras ardiendo estoy entre las penas?


Amor, ¿cómo es que tocas
el mundo donde salgo desmentida,
y vuelves y provocas
de nuevo los dolores de tu huida
si a tiempo de morirme tanto y tanto
te yergues sin cadáver en mi canto?

De Antología poética

CARILDA OLIVER LABRA

Compartir

Novedades

Selección de poemas 2022.11.24

Anochecer en Manchester 2022.11.27

Selección de poemas 2022.11.17

Categorías Principales

Dejar una repuesta

Dejar un comentario
Nombre

Comentarios