Canción para mañana 2021.10.30

-

CANCION PARA MAÑANA

Cuando apenas había dejado atrás las divertidas

olas del vientre de mi madre

conocí por dentro el verdadero mar.

Y allí, me adentré entre sirenas

que me hicieron despertar;

se llenó de agua el pequeño cuerpo

que vestía mi corta edad

y la ola que conmigo quería jugar

sintió celos de aquéllas sirenas y también del lobo de mar

que me quería besar.

Y fue solo y solo por eso que la ola sin titubear

a los brazos de mi madre me hizo regresar

o puede ser que sintió pena de ver a un hombre llorar

pues con el llanto de mi padre se formaba un nuevo mar.

Desde entonces siempre canto

canto como lo hacían mis amigas las sirenas,

canto por costumbre.

Canto a la vida,

a la felicidad tantas veces perdida

a la felicidad encontrada ahora que amo.

Canto porque

 ¿Quién soy yo sin cantar?

sin mover mi voz igual que el viento,

sin sentir ese ritmo de los propios latidos

que marcan el compás de mi

Canción para mañana.

Dolores Granados


CANCIÓN PARA MAÑANA 

SOY UN ALMA INQUIETA 
QUE COMIENZA A DESBORDARSE 
CON EL LATIR DE LAS PALABRAS.


Palabras de poetas
que hablan a mi alma,
conquistando cada espacio
con sus cantos de alegría vívida,
cantos de gloria.


Mi canción para mañana,
está compuesta de sus sonoras notas,
notas que me inspiran
y me llenan de esperanza.

Escrituras elocuentes,
llenas de armonía y belleza
que danzan en mi
como hermosas bailarinas de ballet.


Palabras que van atravesándome 
y como flechas,
se clavan en mi alma.


Me pregunto si algún día,
¿escribiré versos
que canten así,
que canten al alma
de los desprovistos de amor,
de aquellos que buscan como al oro
palabras que den luz, a la 
oscuridad de los más profundos de sus abismos
y encienda como llamas, 
sus sentidos?

Jeil Parra


CANCIÓN PARA MAÑANA

Seré una canción

abriéndose al mañana.

Tendré, al escribir, manos de pájaro

e instinto de albatros.

Con letras tejiendo,

con mañana pensando, con cítaras prodigiosas perfumando,

ojos azorados, escribo manos

que discurren días futuros.

Pensar el homicida, la ciénaga, el dolor,

desde la letra.

Pensar el lirio, el amanecer, el amor,

desde la letra.

Poesía, que vienes y vendrás

a cobijar tierras fecundas,

adjetivos, artículos, comas, puntos suspensivos,

tejerán mimbres y hojas secas.

Ana Barletta


CANCIÓN PARA MAÑANA 2

Grillos, estrellas de la tierra
y consuelo de los ciegos
Mi vientre está llorando,
los ríos se incendian y
mis lágrimas se queman
Tengo espasmos en el cuerpo
En las clases de danza
Siempre el vientre se aprieta
Y yo,
No puedo más,
seguir ocultando mis luceros y panteras.
Señor Shiva Nataraja
que bailas con las estrellas,
Abrázame muy fuerte,
Aspira todos mis miedos
Y exhala lo que tú quieras,
mi vida se está quemando,
Mi pecho tamborilea
la canción de mis ovarios que revientan,
el deslizarse suave de mi sangre.
Hay versos que nacieron muertos
y en silencio
No hubo canción de cuna para ellos
Ni el suave arrullo del abeto.
Hay un mundo en mi vientre,
Abejas y lava ardiente,
Infiernos a los que nunca he ido,
El horror del tiempo
Gota a gota entre mis piernas,
El reloj primigenio
Y la opresión en el pecho
cayendo
Siempre cayendo
Ceguera interna,
aquí no se conoce el frío
Sangra desde adentro,
un río de lava me corre en las entrañas,
del útero a la garganta,
Manantial de aguas y palabras.
Ahora sí, los ídolos han caído,
Esta vez, nadie intentó quitarlos
Ellos mismos dimitieron.
Tal vez no quise que me tocara
la daga de la muerte
en la garganta,
nací muerta,
Para mí no hubo nanas
ni leche de madrugada,
quedé tendida en la cama
Como una mancha de sangre fresca,
Roja sangre
de mi vientre henchido,
las lavanderas vendrán mañana trabajarán con ahínco.
Otra semilla vendrá mañana,
Otro óvulo vendrá mañana.

Tonantzin Rodríguez


CANCION PARA MAÑANA

Amanece a mi vida

Feliz me despierto

Feliz de saberme viva

Hubo noches que temía dormir

Y no poder despertar.

Definitivamente yo podría decir

Que ya estuve muerta

Que voy por la vida

Sobreviviendo! Resucitando!

Mañana o cualquier día

Se que nos volveremos a encontrar.

Gracias doy a mis caídas

Porque en cada una de ellas

He encontrado las falencias de mi mente

Disturbios que vaya a saber Dios

Donde los aprendí.

Voy por la vida, con un nuevo canto

Esperando dar el paso asertivo

Renunciar a mis vicios

Vivir, dejarme llevar

Tomar el riesgo

Renunciar a deseos grandiosos

Reconocer que la inmortalidad

Solo está en la especie

Y que para mi, así como los amores,

Las flores, mis comidas favoritas,

Mis caminatas por praderas y bellas cataratas….

También entre muchas de estas maravillosas cosas

Estará esperando, mi muerte!

Arelis Juarez


CANCIÓN PARA MAÑANA

En punto llegó la hora,

un umbral de pétalos y cempasúchil

más acá de mis manos y

la última entrega 

hicieron que juntos descubriéramos el arrastre 

de la infinita ola 

del poema.

Quiero dejar aquí

nuestros cuerpos sin fantasmas 

penetrandose como la vida y la muerte

para enmohecer rocas,

embellecer las huellas de otros testimonios.

Mares que nos unen

en la mirada del firmamento.

¡Oh, poesía!

Ocaso de palabras combinándose

antes de caer en la pluma que desliza el ser del tiempo

en la canción para mañana. 

Jazzcinthya Irais chaparro Medina


PARA MAÑANA CANTO HOY


Este es el último atardecer
del verano de mi vida.
Y no me refiero a la vejez.


Caminan los años
por las calles de mi corazón.
Me susurran palabras
evocando a los fantasmas,
las brujas, los dioses,
la muerte…
Si, la dama muerte.


La armonía de mis latidos
se acompañan de la negra dama ahora.
He aprendido a cantarle,
a soñarle, a sentirla, a quererla.


De mi garganta brota ese nudo que se arma
cuando por la mente cruzan memorias,
esas que te estrujan
como si fueras papel, como si fueras nada.


Nada fue mi canto
porque no lo era si no hasta ayer,
si no hasta antes de mañana.
No es cualquier atardecer,
es como aquel que guardas
con todos tus sentidos
porque jamás lo volverás a ver.


Ahora son todas noches,
noches que se disfrazan
de amaneceres y atardeceres,
cálidos pero falsos.


No hay más flores de primavera,
ni lluvias frescas de verano.
Únicamente espero las llamas descendientes del otoño
y las frías y rígidas gotas del invierno.

Mientras espero le canto.
¡La deseo! Y todos los días la llamo.
Para cada mañana canto hoy.


Canto hoy
para ti y para mí.
Canto fuerte y suave.
Canto acompañada y mejor sola.
Canto en las calles.
Canto en mi casa,
en la iglesia,
en la oficina.
Sueno en cama,
en los sueños
y despierta,
mi movimiento suena.

No importa ya nada.
Nada importa.
Solo mi canto,
mi apremiante deseo vibrando
en audaces notas.


Dama negra
sabes que hoy te canto como loca
porque se que…
mañana vienes y tocas.

Abigail Segales


CANCION PARA MAÑANA

Tuve un sueño del futuro
que el presente nubló de sal.
Sueño poderoso, 
erigido como un bosque verde
donde luz extraterrestre 
confirma la magia
y la vida.

Mañana no ha llegado
y sin embargo, 
me provoca la misma alegría
que aquellos domingos
en el barrio, 
cuando llegaba la brisa 
cargada de música de murga.

En la cara
me da la bienvenida 
la lluvia  que vendrá.
Perfume de novedad rítmica,
con los acordes que hilvanaremos.

El mañana se construye con ladrillos de hoy, 
horneados con nuestras manos.
La canción que cantemos, 
empieza a componerse ayer.
El nacimiento
es la primera piedra de otro canto de jilguero.

Verso a verso, 
en la composición magistral de la orquesta más mundana, 
cada uno vocaliza su lugar.
¡Instrumentos a las manos!

Y aquel sueño que soñé 
aún persiste.
Se trepa por las patas de mi cama
con tentáculos verdes
pidiéndome que vuelva a soñarlo, 
cada noche. 

Mañana, con alguna arruga incómoda en la frente, 
sabiendo llevar la sabiduría, 
suponiendo más que supersticiones, 
Entonces, 
sentada en el quicio de la ventana, 
mirando Nueva York a través de la escalera de emergencia, 
llegaré, 
siguiendo a un gato negro, 
a aquel tejado desde donde pueda ver, 
mi frondoso bosque.

Mariana Garcia Guschmer

Compartir

Novedades

Selección de poemas 2022.11.24

Anochecer en Manchester 2022.11.27

Selección de poemas 2022.11.17

Categorías Principales

Dejar una repuesta

Dejar un comentario
Nombre

Comentarios